martes, 23 de septiembre de 2008

La muerte de la persona


 Sri Ramana MAHARSHI

Disponiendo los pensamientos por orden de su valor, el pensamiento «yo» es el más importante. La idea o pensamiento de una personalidad es también la raíz o el brote de todos los demás pensamientos, puesto que cada idea o pensamiento surge solamente como el pensamiento de alguien y no se conoce que exista independientemente del ego. El ego por lo tanto exhibe actividad de pensamiento. La segunda y la tercera persona [él, tú, eso, etc.] no aparecen excepto a la primera persona [yo]. Por lo tanto surgen solamente después de que aparece la primera persona, de modo que las tres personas parecen surgir y sumergirse juntas. Siga entonces el rastro de la causa última del «yo» o personalidad.

¿De dónde surge este «yo»?. Búsquelo dentro; entonces se desvanece. Esto es la gesta de la sabiduría. Cuando la mente investiga incesantemente su propia naturaleza, transpira que no hay ninguna cosa tal como la mente. Esto es la vía directa para todos. La mente es meramente pensamientos. De todos los pensamientos el pensamiento «yo» es la raíz. Por lo tanto la mente es solamente el pensamiento «yo».

El nacimiento del pensamiento «yo» es el propio nacimiento de uno, su muerte es la muerte de la persona. Después de que ha surgido el pensamiento «yo», surge la identidad errónea con el cuerpo. Deshágase del pensamiento «yo». Mientras «yo» está vivo hay aflicción. Cuando «yo» deja de existir no hay ninguna aflicción

2 comentarios:

Block dijo...

En el momento en que "yo" existe, "yo" es sólo un pensamiento. Así que forma parte de la mente.

Quiero decir, los pensamientos, las ideas, se aprenden. Si nos dicen "deshagámonos [de la idea] del yo", lo haremos y pensaremos haber descubierto la consciencia y lo que hemos hecho ha sido reafirmar la mente, esa inercia de pensamientos descontrolados.

Para mí no se trata de eso. No podemos decir "haz esto porque esto deberías ser", sino "haz esto y descubre cómo deberías ser". Si anticipamos resultados [como deshacerse del "yo"] sólo conseguimos más inconsciencia, quizás unos resultados superfluos, olvidadizos. Qué tal si empezamos por ¿deberíamos tener la idea de yo? Porque no es más que una idea y quizás alguien sienta que para evolucionar debe tenerla durante un tiempo...

Puedo tener una idea de yo u otra, o incluso, tener una muy vaga y ser inconsciente, e incluso no tener, simplemente ser.

Sí, los demás dirán "si eres, eres algo, eres un yo". Pero la idea ha desaparecido -si llega a desaparecer la idea raíz, las demás quedan subordinadas-, tú simplemente eres, viviendo, sin definición, sintiendo, sabiendo, eres nada y todo. No hay camino, ni formas, todo es un objetivo; para mí, vivir.

Bonito texto, bonito debate..

gb dijo...

Quizá la pregunta apropiada es ¿puedes SER sin pensamientos?, o de otra forma "existo luego pienso", dando la vuelta a la frase de Renne DESCARTES, "pienso luego existo"

namasté
g

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails