lunes, 12 de abril de 2010

La REALIDAD del YO

3 de octubre de 1935

78. Un discípulo muy devoto y sencillo había perdido a su único hijo, un niño de tres años de edad. Al día siguiente llegó al Asramam con su familia.

El Maestro habló refiriéndose a ellos: —La instrucción de la mente le ayuda a uno a soportar con coraje los sufrimientos y las aflicciones. Pero se dice que la pérdida de un hijo es la peor de todas las aflicciones. La aflicción sólo existe mientras uno se considera de una forma definida. Si se trasciende la forma, uno sabrá que el Sí mismo único es eterno. No hay ninguna muerte ni nacimiento. Eso que nace es sólo el cuerpo. El cuerpo es la creación del ego. Pero el ego no se percibe ordinariamente sin el cuerpo. El ego está identificado siempre con el cuerpo. Lo que importa es el pensamiento. Que el hombre sensato considere si conocía su cuerpo en el sueño profundo. ¿Por qué lo siente en el estado de vigilia? Sin embargo, aunque el cuerpo no se sentía en el sueño profundo, ¿acaso no existía entonces el Sí mismo? ¿Cómo estaba el Sí mismo en el sueño profundo? ¿Cómo está el Sí mismo cuando despierta? ¿Cuál es la diferencia? El ego surge, y eso es la vigilia. Los pensamientos surgen simultáneamente. Que el hombre encuentre a quién surgen los pensamientos. ¿De dónde surgen? Deben surgir del Sí mismo consciente. El hecho de aprehenderlo, siquiera vagamente, ayuda a la extinción del ego. De ahí en adelante deviene posible la realización de la única Existencia Infinita. En ese estado no hay ningún individuo otro que la Existencia Eterna. De aquí que no haya ningún pensamiento de muerte ni de aflicción.
Si un hombre considera que ha nacido, no puede evitar el miedo de la muerte. Que encuentre si ha nacido o si el Sí mismo tiene nacimiento. Descubrirá que el Sí mismo existe siempre, que el cuerpo que nace se resuelve en pensamiento y que la emergencia del pensamiento es la raíz de todo mal. Encuentre de dónde emergen los pensamientos. Entonces usted morará en el íntimo Sí mismo siempre presente y estará libre de la idea del nacimiento y del miedo de la muerte.

Un discípulo preguntó cómo hacerlo.
BHAGAVAN: Los pensamientos son sólo vasanas (predisposiciones), acumulados en innumerables nacimientos anteriores. Su aniquilación es la meta. El estado libre de vasanas es el estado primordial y el estado de pureza eterno.

D.: Todavía no está claro.
BHAGAVAN: Todo el mundo es consciente del Sí mismo eterno. Cada uno ve morir a muchos, pero, sin embargo, él se cree eterno. Porque ésta es la Verdad. Sin querer, la Verdad natural se afirma a sí misma. El hombre es engañado por la mezcla del Sí mismo consciente con el cuerpo insenciente. Este engaño debe terminar.

D.:¿Cómo acabará?
BHAGAVAN: Eso que nace debe acabar. El engaño es sólo concomitante con el ego. Surge y desaparece. Pero la Realidad nunca surge ni desaparece. Permanece eterna. El maestro que ha realizado lo dice; el discípulo escucha, piensa en las palabras y realiza al Sí mismo. Hay dos maneras de expresarlo.
El Sí mismo siempre presente no necesita ningún esfuerzo para ser realizado, la Realización ya está aquí. Sólo la ilusión ha de ser eliminada. Algunos dicen que la palabra de boca del Maestro la elimina instantáneamente. Otros dicen que la meditación, etc., son necesarios para la realización. Ambas cosas son ciertas; sólo difieren los puntos de vista
.

D.: ¿Hay necesidad de Dhyana?

BHAGAVAN: Las Upanishads dicen que incluso la Tierra está en Dhyana eterna.

D.: ¿Cómo ayuda el Karma? ¿No se sumará a la ya pesada carga que hay que eliminar?
BHAGAVAN: El Karma que se hace desinteresadamente purifica a la mente y ayuda a fijarla en la meditación.

D.: ¿Y qué ocurre si uno medita incesantemente sin Karma?
BHAGAVAN: Trate de hacerlo y vea. Los vasanas no le dejarán hacerlo. Dhyana viene sólo paso a paso con el despertar gradual de los vasanas por la Gracia del Maestro.

(Conversaciones con BHAGAVAN Sri RAMANA MAHARSHI,TOMO I, 78- pp. 81-82)

10 comentarios:

Z. dijo...

Pranava: qué alegría "verte" de nuevo y volver a leer tus selecciones de textos de Bhagavan. Espero que esta época de silencio te haya sido fructífera y beneficiosa. En cuanto a este texto escogería estas dos frase que para mi son compendio, resúmen y diana de cúanto necesito: "la Realización ya está aquí. Sólo la ilusión ha de ser eliminada"
Mi agradecimiento. Namasté!

José Manuel dijo...

Buenos días pranava das,
es impresionante cómo los maestros que se atienen únicamente al punto de vista de la Verdad remiten a ella incluso ante cuestiones tan "aparentemente extremas" como la muerte de un hijo. Recuerdo que Sri Nisargadatta dio una respuesta similar ante la misma pregunta. Y es que ese punto de vista no lo deberíamos olvidar jamás si de verdad queremos dejar de sufrir.
Me alegra ver que nos lo sigues recordando, a través de las instrucciones de Sri Bhagavan, tras un periodo de silencio internáutico.
Un abrazo amigo!

Juan C. Acosta Redón dijo...

Estimado amigo, que esclarecedor diálogo.
Lo que comienzo a notar en mi cortísima caminata por el sendero advaita es lo profundamente simple que es encontrase con nuestro Si mismo.
Por supuesto a la vez, es el camino reflexivo de toda nuestra corta existencia para ser Concientes.
Gracias por acercar-nos estos diálogos que nos permiten comprender-nos y poder así liberarnos de los velos de maya.

Te saludo con las manos juntas.

Om. Shantí.

sankaradas dijo...

Querido Pranavadas.

Una gran alegría el tenerte otra vez aquí y recibir la enseñanza de nuestro gran maestro.
Como siempre has escogido una parte esencial de su enseñanza.
Gràcies.

Un fuerte abrazo.

azul dijo...

Hola Pranavadas

Es una alegría poder volver a leer las enseñanzas que nos traes
de BHAGAVAN. Sabes? Cada una de las enseñanzas que nos traes es lo que necesito "oir" en ese momento.

Muchas gracias!!!

Un abrazo

namaskar

Delia dijo...

Hola amigo:
Qué gusto volver a leerte y acceder a las enseñanzas de este gran maestro.
La muerte de un hijo debe ser el golpe más duro que alguien puede recibir, es bueno que los maestros recurran a ella para conmover la estructura de la ilusión.
Un abrazo.

Joy dijo...

Pranava das, un gusto saludarte y poder leer tu extracto sobre la Realidad que ya es...

Me alegro de que hayas podido encontrar un hueco para dedicarlo a publicar algo tan esclarecedor y poderlo compartir...

Un abrazo grande

Olga i Carles dijo...

Muchas gracias por tan extraordinario texto.
Conozco al Maestro desde hace años.

Si consideramos que siempre estamos vivos, en el plano que sea, el miedo a la muerte se desvanecerá.



Saludos.

AGUSTIN FERNANDEZ DEL CASTILLO SUARDIAZ dijo...

Hola Gb,

Hacia tiempo que no pasaba por tu blog. Lo siento. En relación a estas palabras del artículo que hablan al principio de que lo importante es el pensamiento, me ha venido a la cabeza al leerlo que si prestamos atención en esos umbrales de la madrugada, cuando a lo mejor nos levantamos al servicio, mucho antes que el pensamiento, viene en forma de evidencia, vivencias que ni son cuerpo, ni son pensamientos todavía.

La purificación interior va dejando ver que en general, lo primero que va saliendo es el despelmazarse de todo lo que estaba retenido en el interior y que sobre todo, deja traslucir un enorme sufrimiento por toda esa parte interior a la que tenemos vedado vivir, pues hay un 50% de la vida, a la que conscientemente no integramos y taponamos.

Nos venden la moto con la serpiente y la kundalini, pero esa serpiente, está ciega y sorda y la pobre, no da abasto para quejarse y acumular veneno, pues si la mente conociera su naturaleza real, que es siempre dinámica, no dejaría nada del universo, por malo que fuera, sin la posibilidad de permitirle al menos vivir y avanzar un peldaño de su oscuridad.

Mi experiencia personal es que a toda esa vida retenida y retenida en zona genital, anal y en las entrañas, le toca el marrón de tener encima ese tapón que no la deja salir, pues la mente solo es del Madrid o del Barsa, y todo esa parte de mi insensibilidad que no me molesta durante el día, es porque hay una fuerza que la obliga a vivir en la oscuridad y que ya quisiera, cuando habla, tener ya la claridad del pensamiento.

De hecho, creo que la forma que tiene toda esa vida retenida de pasarnos factura, es esa escayola con cemento, que nada más levantarnos, ya nos está inconscientemente obligando a proyectar limbos llenos de nubes en él cielo y sin quererlo ni darnos cuenta, nos impide empezar con sosiego a mirar para dentro.

¡ Sabia la vida que con el sufrimiento, reconduce una y otra vez a la cabra que se empeña en llevarnos al monte y no nos deja estar en casa tranquilos !

Que tengas buen día

Agustin

gb dijo...

Muchas gracias a todos, por vuestros comentarios.
namasté

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails