miércoles, 1 de octubre de 2008

COMO ESTABILIZAR LA MENTE


Sri NISARGADATTA MAHARAJ
Pregunta: 
¿Siendo niño, experimenté a menudo estados felicidad completa cercanos a éxtasis. Más tarde cesaron; pero desde que vine a la India han reaparecido, particularmente desde que le encontré a usted. Aun así a pesar de lo maravillosos que son, estos estados no duran. Llegan y se van y no se sabe cuando volverán. 
Maharaj: ¿Cómo puede haber algo estable en una mente que en sí misma no es estable?

P: ¿Cómo puede estabilizar la mente? 
M: ¿Cómo puede una mente inestable hacerse ella misma estable? Por supuesto que no puede. La naturaleza de la mente es vagar. Todo lo que usted puede hace es poner el foco de la consciencia más allá de la mente. 

P: ¿Cómo se hace? 
M: Rechace todos los pensamientos excepto uno: el pensamiento "yo soy". La mente se rebelará al principio, pero con paciencia y perseverancia cederá y se quedará tranquila. Una vez que usted esté tranquilo, las cosas comenzarán a suceder espontáneamente y de forma muy natural, sin ninguna interferencia por parte de usted.

P: ¿Puedo evitar esta batalla con mi mente? 
M: Sí, puede. Simplemente viva su vida como venga, pero siempre alerta, vigilante, permitiendo que todo ocurra de la manera que ocurre, haciendo las cosas naturales de modo natural, sufriendo, gozando; como la traiga la vida. Este también es un modo. 

P: Bueno, entonces puedo muy bien casarme, tener hijos, llevar un negocio....ser feliz. 
M: Claro que sí, Puede que sea feliz o no; tómelo como venga. 

P: Pero yo quiero felicidad. 
M: La verdadera felicidad no puede encontrarse en las cosas que cambian y pasan. El placer y el dolor se alternan inexorablemente. La felicidad procede del ser y solo hallarse en el ser. Encuentre su ser real y todo lo demás llegará con él. 

P: si mi Ser real es paz y amor, ¿ Por qué es tan inquieto? 
M: El Ser real de usted no es inquieto pero su reflejo en la mente así lo parece, puesto que la mente misma es inquieta. Es como el reflejo de la luna en el agua movida por el viento. El viento del deseo mueve la mente, y el yo que no es sino el reflejo del ser en la mente, parece cambiante. Pero éstas ideas de movimiento, de inquietud, de placer y dolor, están todas en la mente. El Ser está más allá de la mente, consciente pero desapegado. 

P: ¿Cómo alcanzarlo? 
M: Usted es el Ser, aquí y ahora. Deje la mente tranquila, sea consciente y desapegado y se dará cuenta que permanecer alerta pero desapegado, observando como los hechos van y vienen, es un aspecto de la verdadera naturaleza de usted.

2 comentarios:

AGUSTIN FERNANDEZ DEL CASTILLO SUARDIAZ dijo...

Hola GB,

Creo que esta entrada que has publicado ayuda a ver que no tiene sentido alguno hacer o tratar de que la mente no esté inquieta, cuando su obligación, es reflejar el sufrimiento de la materia.

Solo existe lo que somos y eso, hace posible el universo . La mente, es como esa máquina que interpreta lo que le pasa a ese cuerpo que es el universo.

La Vida, está permanentemente actualizando materia en transformación y crecimiento. La mente, desde el momento que respiramos conscientemente, solo percibe inquietud y ese, es el lenguaje con el que habla la materia.

A partir de que la mente, se interesa por actualizar esa inquietud, ese movimiento del Amor, será el último paso para la actualización de nueva vida. La mente ahí, solo será el último criado del AMOR en la acción.

El traje del jnani siempre debe ser el sufrimiento del mundo y una mente inquieta, la señal de que lo siguiente por actualizar, está llamándonos a la puerta.

Cuando yo me pongo todos los días el traje del sufrimiento del mundo, ya dejo de huir como antes hacía cuando la inquietud difusa o el miedo de tener miedo aparecía en mi vida y eso, es una bendición para el jnani y para el universo.

Un saludo
Agustin.

*Estoy preparando un nuevo artículo sobre los ojos de Ramana M. y Nisargadata. Ya me darás tus comentarios. Buen día.

gb dijo...

Buenos días AGUSTÍN

Como dices ciertas afirmaciones que postulan la destrucción o muerte de la MENTE-EGO, son cuando menos producto de la ignorancia.

La entrada en SAMADHI es el aquietarse de la mente y en el proceso ese estabilizarse en el SILENCIO corresponde a la vuelta a casa del hijo pródigo, en realidad es volver a una experiencia de sabor muy conocido, como cuando teníamos 2 o 3 años, en la que la mente observa y percibe, sin reconocer ni diferenciar lo que ve.
namasté

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails