martes, 18 de noviembre de 2008

La mente en el corazón


Cuando surgen otros pensamientos, uno no debe perseguirlos, sino que debe indagar: «¿A quién surgen?» No importa cuántos pensamientos puedan surgir. A medida que surge cada pensamiento, uno debe indagar con diligencia, «¿A quién ha surgido este pensamiento?». La respuesta que emergerá, será «A mí».

Por consiguiente, si uno indaga «¿Quién soy yo?», la mente recederá a su fuente; y el pensamiento que surgió devendrá quiescente. Con una práctica repetida de esta manera, la mente desarrollará la pericia para permanecer en su fuente. Cuando la mente, que es sutil, sale a través del cerebro y de los órganos de los sentidos, aparecen los nombres y las formas groseras; cuando permanece en el corazón, los nombres y las formas desaparecen. No dejar que la mente salga, sino retenerla en el Corazón, es lo que se llama «intimidad»(antar-mukha).

Dejar que la mente salga del Corazón es conocido como «externalización» (bahir mukha). Así pues, cuando la mente permanece en el Corazón, el «yo», que es la fuente de todos los pensamientos, desaparecerá, y el Sí mismo, que existe siempre, brillará.

Todo lo que uno hace, uno debe hacerlo sin la egoidad «yo». Si se actúa de esa manera, todo aparecerá como de la naturaleza de Siva (Dios).

2 comentarios:

sankaradas dijo...

Namaskar gb.

He encontrado tu blog en el de Z , Lecturas advaita, solo quiero animarte a seguir en tu camino, no hay mejor manera de ayudar a los demás que enseñando la no dualidad, especialmente de la mano de Ramana Maharshi.

Om Shanti

gb dijo...

¡Sankaradas!, muchas gracias por tu comentario.
namasté
g

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails